miércoles, 13 de marzo de 2013

Journey to the west: conquering the demons.

Stephen Chow se la jugaba en cierta manera con su “Journey to the west: conquering the demons”. Después de cinco años desde su anterior trabajo, “CJ7”, cinco años llenos de rumores, proyectos que quedaban en la estacada, malos rollos personales y demás El actor y director volvía con una especie de versión personal de una de las novelas más conocidas de Asia, con docenas de adaptaciones, habiendo participado él mismo en dos de ellas.
Por si fuera poco esta vez Chow decidía -por primera vez en su carrera- no aparecer en su propia película, y co-dirigir el film junto a Derek Kwok.

La jugada no le ha podido salir mejor, el film es una gran aventura que mezcla romance, aventuras, fantasía y acción, con el humor como sello personal de Chow, y grandes efectos especiales, siendo un éxito espectacular que probablemente supere incluso el reciente record de “Lost in Thailand” colocándose como el film nacional más visto de la historia en China.

Un cazador de demonios, Tang Sanzang, llega a una pequeña aldea en la ribera de un rio, en la que un demonio comienza a hacer estragos. Allí se encontrará con un monje taoista, que dice haber terminado con el demonio del río, pero Sanzang, a pesar del clamor popular, dice que esta equivocado. El monstruo vuelve a aparecer, y el budista Sanzang intenta acabar con su maldad, pero es Duan, una cazadora de demonios con la que el monje seguirá encontrándose en su camino, quien atrape al monstruo.

Stephen Chow da en la diana ofreciéndonos un trabajo divertido, con su sello personal, y una muy entretenida adaptación de una porción del clásico “Viaje al oeste”. En lugar de centrarse, tal como suele suceder, en la figura del travieso Rey Mono, la película nos lleva por el camino del monje Sanzang, interpretado con extremada solvencia por un actor cada vez más destacado como Wen Zhang (Love is not blind), que busca transformar el mal con el bien, mientras evita una relación con el lado carnal gracias a la cazadora de demonios interpretada por una deliciosa y traviesa Shu Qi.
Así el dúo se encuentra enfrentándose a los tres demonios que protagonizan el clásico libro junto al monje, el del agua, el cerdo de una posada, y, salvando lo mejor para el final, el rey mono.



La historia salta de un segmento a otro con bastante gracia, enlazándolo con la relación entre el cazador budista y la cazadora pasional, mostrando sus diferentes formas de ver la vida: mientras uno busca el amor verdadero, la otra busca algo mucho más terrenal. Detrás de todo ese humor con momentos casi de vodevil entre los dos, se esconde toda la filosofía que encierra la historia, que tiene su culminación en la parte final de la película, cuando aparece el Rey Mono. Nada menos que Huang Bo le da vida en su forma corpórea -ya que no tardamos mucho en verlo en un muy decente CGI-, y desde luego el actor demuestra la razón por la que dos de sus últimos fílms están entre los 3 más vistos de la historia en china (el otro es “Avatar”). Simplemente una divertidísima interpretación del mentiroso personaje, que sin duda esta a la altura del personaje.

Hay que destacar que no todo es ligero en la película, y de hecho no es apta para todos los públicos, ya que no escatima momentos más oscuros y desde luego los más pequeños se pueden llevar un buen susto con algunas de las imágenes del film.



Visualmente el film es todo un carrusel de efectos especiales, a los que Chow y Kwok saben sacar todo el provecho, desde el acelerado comienzo en la aldea del río, hasta la parte final, en la que no ha faltado la polémica al descubrirse que algunas escenas de la parte culminante copian el final de un videojuego. De cualquier modo el apartado visual es desde luego uno de los grandes alicientes del film, que seguro gana enteros vista en una pantalla grande.

Quizás esa estructura un tanto saltarína afecte al ritmo narrativo del film, pero en general pocas pegas se le pueden poner a este regreso de Stephen Chow a la gran pantalla, una muy divertida reinvención de la novela clásica, que ojalá tenga una continuación bien pronto.

8 de 10

5 comentarios:

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Anda, yo no tenía ni idea de la existencia de esta peli.

La verdad es que CJ7 fue un punto bajo (al menos para mí), un refrito de escenas de sus películas anteriores pero protagonizadas por un niño/niña.

(Perdón por el doble post. Era para marcar la casilla de suscribirme a comentarios, que la primera vez no aparecía)

Ya había escuchado hablar de la película y que por general había sido un éxito...pero la verdad no sabía muy bien por donde coger el argumento (pensé que sería igual a las anteriores), pero gracias a tu post desde luego que no me la pienso perder.

Gracias por el comentario a ambos! sin ser grandes fans de Stephen Chow ni del Mo Lei Tau, nos ha gustado bastante esta incursión en "Viaje al Oeste", un producto superdisfrutable. A por ella! :D

ahh esta es una de mis pelis favorita tiene drama humor tiene tooodo es lo maximo tienen que verla

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - http://elpozodesadako.blogspot.com/ Add to Technorati Favorites Blogs http://www.wikio.es EspaInfo: buscador de España